toe-nails-1564964_1920Las uñas de los pies requieren unos cuidados y atenciones diarios para mantenerlas sanas y bonitas. Sobre todo en verano, los pies están en contacto directo con el suelo y se acumula suciedad bajo las uñas.

El primer paso para una correcta higiene supone poner los pies a remojo para ablandar y poco la suciedad para que sea más fácil de eliminar. Después es importante secarlas bien para evitar problemas de hongos.

Para una correcta pedicura las uñas debes cortar las uñas en línea recta y siguiendo la forma del dedo. Procura no dejar esquinas y límalas para evitar los picos. También puedes utilizar un ablandador de cutículas para que se puedan quitar con suavidad. Aplica una crema hidratante o algún aceite nutritivo sobre la zona de las cutículas para protegerlas de agentes externos.

Si tienes unas uñas débiles o quebradizas incluye en tu rutina una base protectora o un tratamiento endurecedor.

Llega el momento de dar color a las uñas con esmaltes o lacas de uñas. Después recuerda retirarlo con un quitaesmaltes adecuado. Los nuevos llevan disolventes diferentes a la clásica acetona e incluyen otros ingredientes activos que ayudan a hidratar y mantener la uña en buenas condiciones. Los hay que incorporan vitamina E para ayudar a repararla.

Hongos en las uñas

En verano aumentan los casos de hongos en las uñas ya que los hongos crecen más por el calor y la humedad. La infección se produce al contagiarse de persona a persona al compartir calzado, o por andar descalzo en espacios comunes como piscinas o gimnasios, etc. Los principales síntomas son una coloración blanquecina o amarillenta, uñas más frágiles, quebradizas y con deformidades.

Contrariamente a lo que muchos piensan, utilizar lacas de uñas no aumenta los casos de hongos. Pero si puede enmascarar los síntomas haciendo más difícil su detección y, en el caso de estar a tratamiento con un antifúngico, pueden reducir su absorción y por tanto su eficacia.

Para prevenirlas es importante el secado adecuado de los pies y no andar descalzo en zonas comunes. También puede ser útil tomar cápsulas con aminoácidos, como la cistina, y aplicar esmaltes con silicio. Pero si ya los tienes, acude a la farmacia. Cuanto más tardes en tratarlos más difícil será de erradicar.

 

feet-931921_1920

Fuentes:

  1. TodoDermo – Los esmaltes de uñas
  2. Revista Acofar – Uñas sanas y cuidado del pie
  3. Imagen de Pixabay.com

 

A %d blogueros les gusta esto: