girl thumb down on a white background

Cuando hablamos del síndrome premenstrual, o SPM, hablamos de un conjunto de síntomas físicos, psíquicos y emocionales que afectan a algunas mujeres los días previos a la menstruación. Existen muy pocos estudios sobre este tema y tiende a trivializarse por parte de los profesionales sanitarios y de las propias pacientes. Lo ven como algo normal que hay que aguantar. Pero este síndrome altera en mayor o menor medida la calidad de vida de la mujer y puede afectar a su vida laboral y a sus relaciones sociales.

Según la Sociedad Española de Ginecología y Obstetricia (SEGO) el SPM afecta al 80% de las mujeres, siendo especialmente incapacitante en 1 de cada 10 pacientes. Se vuelve cada vez más frecuente a medida que la mujer se acerca a los 30 años. Entre los 30 y los 40 es cuando más casos se producen. También puede aparecer de forma repentina tras dejar de tomar la píldora anticonceptiva o después de un embarazo.

¿Cuál es la causa?

A día de hoy se desconoce cuál es el desencadenante de este síndrome. Está demostrado que se producen cambios hormonales que provocan estos síntomas, pero el porqué de estos cambios hormonales no está claro. Existen diferentes teorías que nos indican que existen una serie de factores implicados:

  • Factores genéticos: diferentes estudios indican que es más habitual en mujeres cuyas madres también lo sufrían.
  • Factores psicológicos: estrés, problemas emocionales, ansiedad, etc. parecen contribuir a empeorar los síntomas.
  • Factores nutricionales: déficit de vitamina B6, ácidos grasos esenciales, oligoelementos o hipoglucemia podrían influir en el SPM pero no está científicamente demostrado.

¿Cuáles son los síntomas?

Los síntomas pueden variar de una mujer a otra y de un ciclo a otro, pero el hecho de que se repitan cada ciclo es lo que nos indica que estamos ante un SPM y no ante cualquier otra patología.

Las mujeres que lo sufren empiezan a presentar síntomas de nerviosismo, ansiedad, depresión, sensibilidad emocional o molestias generales entre los 7 y 10 días antes de la menstruación. Los síntomas más frecuentes son:

  • Síntomas físicos:

    • Tensión en el pecho
    • Hinchazón en la cara, manos y abdomen
    • Acné (por aumento de la grasa en la piel)
    • Pelo graso
    • Dolor de cabeza
    • Aumento del apetito y mayor apetencia por los dulces
    • Estreñimiento o diarrea
    • Alteraciones del sueño
    • Palpitaciones
  • Síntomas psicológicos:

    • Cansancio o fatiga
    • Dificultad para concentrarse
    • Ansiedad
    • Sensación de tristeza
    • Irritabilidad

¿Síndrome premenstrual o trastorno disfórico premenstrual?

Se habla de trastorno disfórico premenstrual en aquellas pacientes dónde los síntomas psicológicos impiden realizar su vida normal. Afecta a sus relaciones interpersonales llegando a evitar las actividades sociales. También altera su vida laboral o académica disminuyendo su productividad.

Diagnóstico:

Si crees que sufres SPM, lo más recomendable es anotar en un diario los síntomas y sentimientos que atraviesas durante el ciclo. Hazlo durante al menos dos ciclos consecutivos anotando la duración y la gravedad de estos síntomas. De esta forma el médico podrá establecer un diagnóstico claro y te ayudará a escoger el tratamiento que mejor se adapte a tus síntomas.

¿Cómo se trata?

El tratamiento se basa en aliviar los síntomas. Por ello, es individual para cada mujer. Los distintos enfoques terapéuticos que se suelen utilizar son:

  • Cambios en la dieta
  • Reducir la ingesta de sal para evitar la retención de líquidos
  • Tratamiento hormonal: tratan los síntomas físicos y su eficacia varia de una mujer a otra
  • Tranquilizantes: en pacientes dónde existe un alto grado de estrés, ansiedad, irritabilidad, falta de control, …
  • Analgésicos o antiinflamatorios: pueden aliviar los síntomas físicos como la tensión abdominal y la sensibilidad mamaria, pero llegada la menstruación aumentan el sangrado
  • Antidepresivos: en caso de ansiedad y depresión.

Recomendaciones:

  1. Registra los síntomas: durante 3 meses seguidos anota cuándo aparecen los síntomas, cuánto duran y su gravedad. Si se producen sólo antes de la menstruación es el momento de acudir al médico
  2. Dieta variada y equilibrada, rica en frutas, verduras, cereales integrales, …
  3. Reduce la sal y el azúcar al mínimo
  4. Evita la cafeína, reducirás las molestias mamarias
  5. Utiliza suplementos: hoy en día, en la farmacia disponemos de complementos alimenticios destinados específicamente a reducir y mejorar los síntomas del SPM. Pregunta a tu farmacéutico.
  6. Haz ejercicio regular, a poder ser ejercicios de tipo aeróbico como caminar, nadar, etc.
  7. Duerme las horas que necesites
  8. Comparte lo que sientes con tu familia, amigos, pareja, … Cuando notes que comprenden por lo que estás pasando te sentirás más tranquila y evitarás el sentimiento de culpa que puede aparecer con el SPM.
  9. Reduce el estrés. Busca técnicas que te ayuden a relajarte y evita situaciones que provoquen tensión. El yoga, los masajes, etc. pueden ayudarte.
  10. Acude al médico si lo necesitas. Si los síntomas afectan a tu vida diaria acude a tu médico o a tu ginecólogo. Te podrán ayudar a sobrellevar el SPM.

bed-945881_1920

Fuentes:

  • Qué es el Sindrome Premenstrual. CinfaSalud. Consultado 31/10/2016
  • Imágenes obtenidas y editadas de Freepik.es y Pixabay.com

A %d blogueros les gusta esto: