Después de las vacaciones toca volver a la rutina. Esto puede ser más o menos fácil en función de muchos factores. Pero si eres de los que les cuesta volver, a lo mejor lo que tienes es el “síndrome postvacacional”.

Se calcula que al menos 3 de cada 10 sufren este síndrome en mayor o menor medida. Afortunadamente sólo dura 3 o 4 días. También se sabe que afecta más a los menores de 45 años, aunque puede darse a cualquier edad.

¿En qué consiste el síndrome postvacacional?

La vuelta al trabajo y a nuestras rutinas diarias cambia nuestros horarios obligándonos a sincronizar de nuevo nuestro reloj biológico.  Es habitual que durante este proceso se produzcan diferentes síntomas que componen el síndrome postvacacional:

  • Ansiedad
  • Depresión
  • Aumento de la sudoración
  • Cambios de humor
  • Temblores
  • Menor rendimiento físico y mental
  • Aumento de la frecuencia respiratoria y cardíaca

Este cuadro de estrés y ansiedad puede prolongarse en el tiempo. Si llevas más de una semana con estos síntomas acude a tu médico.

Recomendaciones:

Si sabes que te afecta y no quieres que te vuelva a pasar te daremos una serie de consejos:

  1. No vuelvas de vacaciones el día antes de volver al trabajo
  2. Empieza poco a poco y haciendo las tareas más agradables primero para motivarte
  3. Aprende a delegar las tareas menos importantes para sobrellevar mejor tus obligaciones
  4. Aprovecha el tiempo libre para realizar actividades sociales o con la familia
  5. Duerme bien y mantén horarios regulares
  6. Practica ejercicio físico
  7. No te lleves el trabajo a casa

A %d blogueros les gusta esto: