capturaSeguro que ya utilizas un limpiador y una hidratante en tu rutina habitual. Pero conoces los beneficios que te aporta un sérum? Sabes qué son?

¿Qué es un sérum?

Resumiéndolo mucho se puede decir que es como la crema hidratante pero mucho más concentrada o con principios activos más potentes. Suelen presentar una textura más ligera con lo que consiguen una absorción muy rápida. Por otro lado, alcanzan capas más profundas de la piel que las que alcanza la hidratante.

Algunos no son hidratantes. Tienen diferentes funciones: reducción de poros, aporte de luminosidad, antiarrugas, etc.

¿Cuándo utilizarlo?

Se recomienda empezar a utilizar un sérum partir de los 30 años, cuando la piel empieza a presentar signos de envejecimiento. Pero personas con pieles muy deshidratadas, con machas, con acné o en fumadores la piel necesita un cuidado superior.

Se aplican después de la limpieza y antes de la hidratante habitual. Se echa una pequeña cantidad en los dedos, lo repartes entre las manos y lo aplicas por todo el rostro, cuello y escote. Presiona suavemente hasta que se absorba por completo.

Lo ideal es hacerlo por la mañana y por la noche, pero si sólo quieres utilizarlo una vez al día, que sea por la noche.

¿Qué tipos de sérums existen?

Actualmente disponemos de muchos tipos diferentes de sérums con diferentes funciones. Es importante dejarse asesorar por un profesional para escoger el más adecuado para tu tipo de piel. Los más habituales son:

  • Antiedad: con ácido hialurónico, colágeno, elastina, … Se utilizan para reducir el aspecto de las arrugas y líneas de expresión.
  • Iluminadores: aportan resplandor al rostro y la luz propia de una piel joven. No se utiliza sólo en pieles maduras. Pieles jóvenes apagadas o muy opacas también se benefician mucho de este tipo de sérums.
  • Reducción de poros: especialmente indicados en personas con poros abiertos o muy dilatados. Obvio no? Los poros abiertos dan un aspecto menos uniforme a la piel. Por lo que estos sérums son muy útiles para corregir estos problemas
  • Antimanchas: se utilizan para tratar las manchas por hiperpigmentación (manchas solares o por fotosensibilidad), hormonales, ezcemas, acné o las producidas por el láser.

Ejemplos de sérums:

fb_img_1480409297107


A %d blogueros les gusta esto: