Cuando llega el verano es más habitual encontrarnos con casos de “pie de atleta”. A pesar de llamarse así, esta no es exclusiva de los deportistas ni mucho menos. Se calcula que afecta a uno de cada cinco personas a lo largo de su vida.

¿Por qué tengo “pie de atleta”?

También se denomina tiña podal y consiste en una infección producida por unos hongos denominados dermatofitos. Estos son muy contagiosos y crecen rápidamente en ambientes cálidos y húmedos. Por ello se suelen contagiar en piscinas, gimnasios, etc. Suelen aparecer entre el cuarto y el quito dedo del pie produciendo una inflamación.

Los síntomas:

Estos hongos pueden pasar desapercibidos en algunos casos, pero en general suelen provocar pequeñas molestias e incomodidades. Aunque afecta principalmente a la piel, puede llegar a afectar a las uñas. Los síntomas vas apareciendo poco a poco y los más habituales son:

  • Picor y escozor
  • Enrojecimiento y piel en carne viva
  • Grietas y descamación de la piel
  • Piel blanquecina y con mal olor
  • Ampollas entre los dedos

¿Pero por qué a mí?

Como ya hemos mencionado, las saunas, piscinas, gimnasios así como cualquier otro ambiente cálido y húmedo, suponen la principal vía de contagio. Pero también aumenta la probabilidad de contraerlos:

  • Utilizar calzado o calcetines que no dejen transpirar al pie
  • Deportes como el esquí o la natación (aumentan la humedad del pie)
  • Padecer hiperhidrosis
  • Caminar descalzo en sitios públicos.
  • Uso crónico de corticoides o de antibióticos
  • Enfermedades como la diabetes, problemas de circulación o inmunodeficiencias.

¿Y cómo se trata?

Lo más importante e inmediato es lavar los pies con agua y jabón dos veces al día y secarlos bien. Debemos asegurarnos de que no quede humedad entre los dedos de los pies. Se recomienda que se utilicen siempre calcetines de algodón y cambiar de calzado durante el día para que el pie puede traspirar. Se pueden utilizar polvos antifúngicos o secantes para mantener los pies más secos durante el día. En la farmacia también te podemos recomendar cremas antifúngicas y otros productos para tratar la infección.

 

A %d blogueros les gusta esto: