Es habitual que en las farmacias nos consulten sobre problemas de sequedad vaginal, picor, escozor, etc. Mantener un pH vaginal adecuado te ayudará a conseguir una correcta salud vaginal y evitar estos problemas.

¿Qué es el pH y cuál es el más adecuado?

El pH es una medida de la cantidad de iones de hidrógeno disponibles en cualquier sustancia. Estos iones influyen en la flora bacteriana presente en la piel y, con ello, a nuestras defensas. Se considera neutro cuando es igual a 7, ácido cuando es inferior y básico cuando es superior. El concepto de pH fisiológico se refiere al pH normal de determinada zona del cuerpo.

En el caso del pH vaginal se mide en la piel de la vulva y en la vagina. En la zona interior, en la vagina, existe un mecanismo que regula el pH consiguiendo un pH fisiológico ligeramente ácido. Sin embargo, en la zona más externa, la zona vulvar, puede variar en función de agentes externos e internos.

De forma normal, el pH vaginal cambia con la edad y situación hormonal de la mujer:

  • En niñas que aún no han tenido su primer periodo el pH es neutro, pH=7.
  • En mujeres en época fértil es ligeramente ácido, entre 4,5 y 5.
  • Las embarazadas presentan un pH aún más ácido, entre 4 y 4,5.
  • Por último, tras la menopausia, el pH vuelve a ser neutro.

Mantén tu pH vaginal mediante un gel íntimo:

Existen multitud de estudios que nos indican que mantener una buena higiene vaginal ayuda a mantener los niveles de pH adecuados y evitan en gran medida problemas de: sequedad vaginal, picor y quemazón.

Recomendaciones:

  • Lava tu zona íntima con abundante agua templada.
  • Utiliza un gel íntimo específico que sea suave, con un pH neutro o ligeramente ácido, sin perfumes y que respete tu flora bacteriana vaginal.
  • Si en algún momento aparece una infección por hongos es recomendable utilizar un gel con un pH más alto, es decir, un pH básico. Los hongos crecen y se multiplican más rápidamente en medios ácidos. Por ello, utilizar un gel de pH cercano a 8, un pH básico, te ayudará a reducir los síntomas de la infección.
  • No abuses de toallitas íntimas ni desodorantes, estos pueden alterar el pH y producir sequedad vaginal.
  • Intensifica tu higiene íntima durante la regla, especialmente antes y después de utilizar tampones o copas menstruales.


1 comentario

Flora vaginal - Farmacia Pontevea · 26 febrero, 2017 a las 23:29

[…] una entrada anterior hablamos de la importancia de mantener un adecuado pH vaginal y cómo este podía influir en la prevención de enfermedades. Hoy hablaremos de la flora vaginal, […]

A %d blogueros les gusta esto: