Del olivo solemos utilizar las aceitunas para extraer aceite o comérnoslas directamente. Pero en fitoterapia se utilizan sus hojas.

Composición:

Las hojas de olivo deben contener al menos un 5% de oleuropeína o oleuropeósido (un tipo de secoiridoide). Este componente es el que determina la calidad de la planta.

Además presentan otros compuestos como flavonoides, apigenina, etc.

 Efectos:

Estas hojas tienen propiedades vasodilatadoras, hipocolesterolemiantes e hipoglucemiantes. Es decir, aumenta el tamaño de las venas y baja el colesterol y el azúcar.

Aunque hay pocos estudios, ha demostrado que consigue bajar la tensión arterial en pacientes con hipertensión.

Usos:

Se recomienda en casos de hipertensión y también en diabéticos tipo 2 por su efecto hipoglucemiante.

Advertencias:

No utilices olivo si te han diagnosticado litiasis biliar. No se han realizado estudios de toxicidad ni interacción con otros medicamentos. Pero no se recomienda su uso con medicamentos hipoglucemiantes.

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

A %d blogueros les gusta esto: