skincare-1461395_1920Realizar una correcta limpieza facial te ayudará a lucir una piel bonita. Además conseguirás un mejor resultado con los tratamientos o con los cosméticos que utilices ya que estos funcionan mejor cuando no hay impurezas. Eliminar todas las impurezas que presenta la piel debe ser una tarea indispensable en nuestra rutina diaria. Tanto por la noche como por la mañana.

En el blog de TodoDermo ponen un simil muy claro:

Nunca se nos ocurriría fregar el suelo sin antes haber barrido, verdad? Pues con la piel pasa exactamente lo mismo. NUNCA debemos aplicar ningún tratamiento sin haber limpiado nuestra piel previamente.

Nuestra piel se encuentra constantemente expuesta a la contaminación, al polvo, a los cambios hormonales, al sudor, a la grasa, a restos de maquillajes o cosméticos,… Los beneficios que aporta una adecuada limpieza facial son una piel más tersa, luminosa y suave.

¿Qué podemos utilizar para la limpieza facial?

A la hora de escoger un limpiador para la cara lo más importante es tener claro el tipo de piel que tenemos. Debemos utilizar siempre productos afines a nuestro tipo de piel para evitar irritaciones, sensibilizaciones (o alergias) y problemas de deshidratación. Si tienes una piel sensible o reactiva debes tener especial cuidado con el producto que escojas.

El uso de jabones suele presentar problemas, sobre todo en pieles secas, ya que arrastran y destruyen la capa lipídica que protege la piel de la desecación. De la misma forma, utilizar productos grasos en una piel acneica aumentará el número de comedones y granos.

En la farmacia existen multitud de limpiadores y desmaquillantes en forma de geles, emulsiones, lociones y aguas micelares. Algunos requieren el aclarado con mucha agua. Otros se retiran con un algodón. También existen toallitas impregnadas del producto limpiador que te permitirán limpiarte la cara en cualquier lugar.

Recomendaciones básicas:

  • Piel muy seca: emulsiones oleosas o aceites limpiadores
  • Piel grasa o acneica: los geles aportan una agradable sensación de frescor y no aportan nada de grasa a la piel.
  • Toallitas desmaquillantes: cómodas y fáciles de utilizar. Se pueden llevar cómodamente y se adaptan a cada tipo de piel.
  • Agua micelar: muy buenos limpiadores y desmaquillantes. Disuelven bien las grasas y la suciedad, no se aconsejan en en pieles muy secas. Se retiran con algodón.
  • Limpieza de ojos: si sueles maquillarte utiliza un desmaquillante de específico para ojos. En esta zona la piel es más sensible y fina que en el resto de la cara.

heat-1494868_1920

Fuentes:

  1. Limpieza Facial. Farmacia Profesional. Ed. Elsevier. Vol 9, nº2. Marzo-Abril 2015
  2. Destapando la importancia de la limpieza facial – Blog TodoDermo – Correo Farmacéutico
  3. Imágenes extraidas y editadas de freepik.es y pixabay.com

1 comentario

Descubre las ventajas de la exfoliación - Farmacia Pontevea · 8 mayo, 2017 a las 18:48

[…] hablamos de la importancia de la limpieza facial como el primer paso de toda rutina de belleza. Hoy te hablamos de la exfoliación, un paso más […]

A %d blogueros les gusta esto: