ivy-1405895_1920La hiedra, o Hedera hélix, es una planta trepadora muy conocida con sus características hojas de 3 a 5 lóbulos. Crece hasta los 20 metros de altura y es habitual en toda Europa y Asia Central.

Composición:

Presenta una gran cantidad de saponósidos triterpénicos, heterósidos, flavonoides, esteroides y, en pequeñas concentraciones, alcaloides como la emetina.

Efectos:

Estos saponósidos que tiene la hiedra y la emetina son irritantes de la mucosa de los bronquios aumentando la producción y fluidificación del moco.

Otros efectos que presenta la hiedra son: antioxidante, antiinflamatorio, antibacteriano, antifúngico, antiparasitario, …

Usos:

La Agencia Europea del Medicamento establece que la hiedra se puede utilizar como expectorante en casos de tos productiva y en resfriados.

También existen diferentes estudios que demuestras su eficacia en bronquitis aguda incluso en niños.

Advertencias:

La hiedra se considera segura incluso en pacientes asmáticos. Pero no deben tomarla pacientes con gastritis o úlcera.

Por otro lado, las hojas frescas y su zumo pueden producir dermatitis de contacto, especialmente grave si la piel está húmeda o expuesta al sol.

inflorescences-60354_1920

 

Fuentes:

  1. Fitoterapia en las afecciones del aparato respiratorio. Módulo IV. INFITO.
  2. Imágenes extraidas de pixabay.com

A %d blogueros les gusta esto: