El virus Herpes simple tipo 1 (VHS-1) es un virus muy contagioso. Se transmite por contacto boca a boca, por la saliva o por el líquido que contienen las ampollas que suele formar. Algunos son infectados y nunca presentan síntomas. Otros sufren brotes de vez en cuando.

Herpes labial:

Aparece inicialmente como un hormigueo o picor en los labios que va aumentando hasta que aparecen ampollas. Estas van creciendo llenándose de líquido. Después se rompen y forman una pequeña costra. Con el tiempo cicatrizan y el labio recupera su aspecto habitual. Este es un proceso incómodo y molesto que dura en torno a 10 días.

Factores desencadenantes de los brotes:

No existe una causa clara que provoque que el virus produzca esta lesión, ni porqué unos las sufren más habitualmente que otros. Pero parece estar relacionado con nuestras defensas. Ejemplos de factores desencadenantes:

  • Estrés, ansiedad o nerviosismo
  • Radiación solar
  • Frío, viento y otras condiciones climáticas adversas
  • Heridas en los labios
  • Enfermedades como gripe o resfriado
  • Cambios hormonales

Como prevenir el contagio:

El herpes es especialmente contagioso cuando aparecen las ampollas. Pero la saliva es suficiente para el contagio. La mayoría nos infectamos durante la infancia. Los actos más habituales que producen el contagio son: los besos, compartir cubiertos, tosiendo, etc.

Para evitar los contagios mientras dure el brote recuerda:

  • Lavar las manos frecuentemente
  • No tocar la herida
  • Evitar los besos
  • No compartir objetos que entren en contacto con la boca (vasos, barras de cacao, etc.)

Tratamiento:

El tratamiento reduce los síntomas y ayuda a reducir el tiempo que tarda en curar. Tan pronto empieces a sentir el hormigueo de las fases iniciales utiliza aciclovir. Debes aplicar una pequeña cantidad de crema, suficiente para cubrir la herida, 5 veces al día (cada 4 horas). El tratamiento suele durar entre 4 y 5 días.

Los parches de hidrocoloides son una alternativa al aciclovir. Evitan que se reseque la costra. Deben llevarse las 24h. Es decir, en cuanto uno empiece a despegarse debes ponerte otro. Nunca combines crema y parches. Los parches deben ponerse con los labios secos. Estos parches permiten aplicar protectores labiales o pintalabios encima, nunca debajo.


A %d blogueros les gusta esto: