ouch-1434056La mayor parte de los accidentes domésticos son heridas y quemaduras. Por lo que, además de contar con un botiquín en condiciones, también debemos saber cómo actuar ante estas situaciones.

Las heridas leves se pueden tratar en casa de forma fácil siguiendo una serie de pasos.

¿Qué hacer ante heridas leves?

  • Herida leve:
    1. Lavar bien la herida con agua y jabón
    2. Secar con unas gasas o con papel
    3. Aplicar un antiséptico: clorhexidina, povidona yodada,…)
    4. Cubrir con un apósito, venda o tirita
  • Si sangra, pero es una herida sencilla, aplica presión para detener el sangrado. Si cuando pare de sangrar los bordes de la herida permanecen separados debes acudir al médico por si necesitas puntos de sutura.
  • Si la herida se produce por un golpe aplica frío con hielo o compresas frías. Esto ayudará a reducir la inflamación y el hematoma.
  • Si la herida es en la mano es importante ver si afecta a la sensibilidad, movilidad o al color habitual de la mano ya que hay muchos nervios y tendones.
  • Por último, cuando aparece dolor, calor, enrojecimiento en los bordes y exudación purulenta significa que se ha infectado la herida. Debemos acudir a un profesional sanitario de inmediato.

¿Cuándo ir al médico por una herida?

  • Heridas que no dejan de sangrar
  • Lesiones graves o profundas
  • Si está muy roja, hinchada o duele mucho.
  • Si hay algún cuerpo extraño dentro
  • Heridas que se infectan
  • Mordeduras (de animal y de humano)
  • Siempre que note que pierde sensibilidad o movilidad

En cualquiera de estos casos, cubre la herida con gasas y acude al centro sanitario más próximo. Recuerda que en ciertos casos tendrás que ponerte la vacuna antitetánica como profilaxis.

finger-1218940_1920

¿Qué hacer ante una quemadura?

Lo primero es saber el tipo de quemadura y el grado de gravedad. Existen múltiples causas que pueden producir una quemadura y se clasifican en:

  • Quemaduras por calor: son las más habituales en accidentes domésticos, sobre todo en la cocina. Pueden producirse por calor seco (con el fuego, con una plancha,…) o por calor húmedo (agua o aceite hirviendo)
  • Quemaduras eléctricas
  • Quemaduras químicas (por algún producto químico abrasivo)
  • Quemaduras por inhalación: determinados gases pueden quemar las vías aéreas

Por otro lado, en función de la gravedad (o profundidad) de la quemadura se clasifican en:

  • Primer grado. Afectan sólo a las capas más externas de la piel (epidermis) dejándola roja pero sin formar ampolla. Duele porque existen terminaciones nerviosas en esas capas de la piel. Suelen cicatrizar sin problemas en cuestión de 4 a 10 días.
  • Segundo grado. Daña la epidermis y la dermis alcanzando las capas vascularizadas de la piel (dónde están las venas). Pueden aparecer ampollas, exudaciones y mucho dolor si es superficial. Si afecta a capas más profundas, dónde no hay terminaciones nerviosas, no habrá dolor pero la curación puede llevar más de un mes.
  • Tercer grado. Destruye la epidermis, la dermis y la hipodermis. Suelen ser quemaduras de color oscuro o negruzco. También es indolora por la destrucción de las terminaciones nerviosas. Pero tarda mucho en curar y suele dejar muchas cicatrices. Habitualmente se requiere injertos de piel.

Si la quemadura es grave hay que acudir a un centro sanitario. El dolor no indica si es grave, ya que las más graves son precisamente las que menos duelen. Consideramos que es grave cuando es una quemadura química, eléctrica, por inhalación de gases o cuando sea muy extensa, con edema abundante, inflamación o ampollas grandes.Vista previa

Lo primero que haremos ante una quemadura leve, con la piel íntegra, será lavarla con agua fría durante al menos 5 minutos. De esta forma aliviaremos el dolor y disminuiremos el daño que se produce en la piel. ¡Nunca aplicar hielo!

Después aplicaremos una crema o pomada antiséptica específica para quemaduras. Conviene evitar y rechazar el uso de ungüentos o remedios caseros en quemaduras graves ya que pueden ser muy perjudiciales. Mejor consultar a un profesional sanitario.

Es importante recordar que NO debemos pinchar las ampollas ni retirar la “piel muerta” que aparece cuando hay una quemadura.

Por último, cuida la hidratación de la piel dañada y protégela del sol.

sink-400276_1920

¿Qué hacer ante una quemadura química?

Son quemaduras químicas las producidas por el contacto con lejía o ácidos y deben seguirse estos pasos:

  1. Pon la zona afectada en agua fría durante un mínimo de 20 minutos. Si el producto químico era en polvo como la cal debemos sacudir los restos antes de hacerlo. Si seguimos con sensación de quemazón hay que volver a lavar la zona.
  2. Quítate todo lo que estuviera en contacto con el producto químico: joyas, ropa, etc
  3. Ponte una toalla húmeda para aliviar el dolor
  4. Después cúbrela con un paño seco y acude a un centro sanitario

 

Fuentes:

  1. Curar y desinfectar heridas y quemaduras – Cinfasalud
  2. Imagenes extraidas y editadas de pixabay.com y freepik.com

A %d blogueros les gusta esto: