45121-o4e3amSe acerca el invierno y cada vez más pacientes acuden a la farmacia con gripes o resfriados. Pero, sabrías distinguir una gripe de un resfriado? Sabes cómo se tratan?

Gripe Vs Resfriado

Las vías respiratorias están en constante contacto con el exterior y eso implica el contacto con partículas, microorganismos, y contaminantes. Estos pueden producir infecciones de las cuales el 80% están causadas por virus. Las más comunes, en torno a la mitad, son gripes y resfriados. Durante el invierno aumentan los casos al bajar nuestras defensas por el frío, la humedad, etc.

Gripe

La gripe, o influenza, está causada por virus de la familia Orthomyxoviridae de los cuales se conocen 3 tipos: A, B y C. Los más graves son los A y los B. Una característica muy importante de estos virus es su gran capacidad para mutar. Esto implica que el virus cambia, no es siempre el mismo. El organismo sólo se puede defender de aquellos patógenos con los que ya ha estado en contacto antes. Al mutar puede infectarnos otra vez ya que nuestro sistema inmune no tiene defensas para él. Es por esto que cada año cambia la vacuna de la gripe adaptándose al número de casos de cada cepa.

La gripe la transmiten los pacientes infectados a través de las vías áreas. Es decir, al toser, al hablar, al estornudar y  también objetos contaminados como pañuelos, vasos, toallas, pomos de las puertas, etc.

Suele comenzar de forma brusca con fiebre alta, escalofríos y dolor articular. También es habitual la astenia y el dolor de cabeza. Produce un malestar general que a menudo obliga a guardar reposo en cama. En niños es habitual que provoque náuseas y vómitos y, en estos casos, se suele hablar de “gripe intestinal”.

Aunque los síntomas más desagradables como el dolor y la fiebre suelen durar una semana, recuperarse totalmente puede llevar mucho más tiempo.

Por otro lado, al tratarse de una infección vírica, los antibióticos son totalmente inútiles. Sólo se utilizarán cuando el médico determine que existe alguna infección bacteriana.

En la farmacia se suelen recomendar productos que tratan los síntomas haciendo más llevadera esta enfermedad. El tratamiento debe ser siempre acorde a los síntomas. Por lo que te recomendamos que preguntes a tu farmacéutico antes de tomar ningún medicamento. El mismo antigripal no vale para todo.

La vacuna de la gripe:

La mejor prevención de la gripe se consigue con la vacuna. Es una vacuna muy eficaz, alrededor del 80%. Además, aunque no sea eficaz al 100%, ayuda a los pacientes haciendo que los síntomas y la duración de estos sean mucho menores. Especialmente en pacientes de edad avanzada o con enfermedades respiratorias. Es por esto que se recomienda la vacunación a:

  • Todos los mayores de 60 años
  • Profesionales sanitarios (por estar en contacto con los pacientes deben protegerse ellos y a los demás pacientes)
  • Pacientes inmunodepremidos (no tienen defensas o están especialmente bajas)
  • Pacientes con enfermedades graves: enfisema pulmonar, bronquitis, EPOC, cardiopatías, etc.

Resfriado:

En el caso del resfriado común, o catarro, los virus responsables de la infección son coronavirus y rinovirus. Existen cientos de especies diferentes que pueden provocarlo. Cuando nos infectamos nuestro sistema inmune desarrolla defensas contra ese virus. Pero al ser tantos diferentes una persona puede sufrir varios resfriados muy próximos en el tiempo. Se infecta por un virus diferente de cada vez. Esto ocurre en épocas en las que bajan nuestras defensas independientemente de la época del año.

Los síntomas de irritación de garganta y dolor de cabeza son similares en ambos casos. Pero en el resfriado apenas se aprecia fiebre y dolor muscular. Son más habituales la congestión y los estornudos.

En general, los resfriados son más leves que las gripes. Aunque siempre se pueden producir complicaciones, en especial en pacientes muy mayores o con enfermedades previas.

Para el resfriado no existe vacuna como en el caso de la gripe debido a la cantidad de virus diferentes que pueden causarlo.

Recomendaciones:

  1. Debido a lo contagiosas que son están enfermedades deben extremarse las precauciones para evitar su transmisión.
  2. Tápate la boca y la nariz al toser o estornudar y utiliza pañuelos desechables.
  3. Lávate las manos con frecuencia.
  4. Lleva una dieta rica y variada con mucha fruta. Te aportarán vitaminas y minerales para aumentar tus defensas.
  5. Vacúnate si perteneces a los grupos de riesgo mencionados anteriormente.
  6. No tomes antibióticos ni te automediques con anticarrales sin consultar a tu farmacéutico.
  7. Si ya tienes gripe:
    1. Bebe mucho líquido y evita el alcohol y la cafeína
    2. No fumes
    3. Permanece en reposo
    4. Haz una dieta blanda para facilitar la digestión

oe9dsa0

Fuentes:

  1. Consejos a la población.SEFAC
  2. Gripe y Resfriado. Farmacia Profesional. María-Josep Divins
  3. Imágenes extraídas y editadas de Freepik.es

A %d blogueros les gusta esto: