ginseng-641890_1920El ginseng es una planta de origen asiático ampliamente utilizado en todo el mundo como estimulante. Aparece en complejos vitamínicos y combinaciones con otras plantas con diferentes funciones.

Pero, qué lleva ginseng?

La raíz de ginseng, la parte de la planta que se utiliza en fitoterapia, presenta una gran cantidad de saponósidos denominados ginsenósidos. Se considera que estos ginsenósidos son los responsables de sus efectos.

Efectos:

El principal efecto del ginseng es su efecto adaptógeno, es decir, sirve para recuperar nuestro organismo después de situaciones de estrés o sobrecarga física/psíquica. Estimula la resistencia inespecífica del organismo a ese estrés. No sólo actúa a este nivel sino que además parece ser inmunoestimulante (aumenta las defensas). Diversos estudios en humanos han comprobado que aumenta la resistencia a la fatiga y las defensas aunque se requieren más estudios.

Otros efectos del ginseng determinados mediante estudios in vivo e in vitro (es decir, en pruebas de laboratorio, no estudios en humanos):

  • Estimulante del sistema nervioso
  • Mejora de la función cognitiva (mejora el riego cerebral)
  • Efecto ansiolítico (reduce la ansiedad) y analgésico (reduce el dolor)
  • Aumento o disminución de la tensión arterial en función de la proporción de diferentes ginsenósidos
  • Disminuye la glucemia (el azúcar en sangre)
  • Disminuye los triglicéridos y el colesterol
  • Protege el estómago de las úlceras por estrés
  • Protege el hígado
  • Cierta acción estrogénica y aumento de la libido

Indicaciones:

A día de hoy, los productos con ginseng más utilizados buscan el efecto tonificante físico y mental. Lo utilizan deportistas, estudiantes, pacientes con astenia primaveral, etc. Estas tres indicaciones (agotamiento físico, agotamiento mental y astenia) son las que ha aprobado la Organización Mundial de la Salud (OMS) en base a la evidencia científica y a su uso tradicional.

Sin embargo, existen otros usos basados en esto efectos teóricos mencionados antes: ansiedad, depresión, neuralgia, diabetes, fibromialgia, etc.

Posología:

La dosis diaria recomendada varía entre los 0.5 y los 2 gramos o su equivalente en extracto. Es importante que en el etiquetado venga bien detallada la cantidad exacta de ginseng y la especie botánica (Panax ginseng).

No se recomienda tomar ginseng durante más de 3 meses seguidos. Conviene descansar un mes antes de volver a tomarlo. Tomarlo mucho tiempo o tomar más dosis de la recomendada puede producir efectos adversos similares a los de los corticoides, efectos estrogénicos (alteraciones ginecológicas), mayor sangrado vaginal,…

Seguridad:

La OMS no ha establecido ninguna contraindicación. Pero diferentes sociedades científicas aconsejan que no lo tomen personas con hipertensión arterial o con enfermedades graves. Personas con arritmias, ansiedad o palpitaciones tampoco deberían tomarlo sin la vigilancia de un profesional sanitario.

Tampoco se deben tomar con bebidas estimulantes, sobre todo las que contienen gran cantidad de cafeína.

Como se carece de estudios de seguridad en embarazo y niños no se recomienda en mujeres embarazadas o en lactancia ni en niños menores de 12 años.

Se recomienda suspender el tratamiento con ginseng 1 semana antes de cualquier cirugía.

El ginseng puede interaccionar con numerosos fármacos y otros productos de fitoterapia. Por ello es muy importante tomarlo con el asesoramiento del farmacéutico. De esta forma valoraremos si su tratamiento habitual puede verse afectado, para bien o para mal, con el ginseng.

Por último, en caso de sobredosis, los efectos que pueden aparecer son: hipertensión, hinchazón por retención de líquidos, insomnio,…

ginseng-thailand-1164102_1920

Fuentes:

  1. Encarna castillo garcía, Isabel martínez solís. Manuel de Fitoterapia. (2ª ed.): Elsevier; 2015.
  2. Imagenes extraidas y editadas de pixabay.com

A %d blogueros les gusta esto: