chamomile-829487_1920

La fitoterapia es, simplemente, el uso de plantas medicinales para conseguir prevenir o aliviar síntomas o enfermedades leves o ayudar al tratamiento de enfermedades crónicas. Hoy en día existe una gran base científica que confirma la eficacia de diferentes plantas medicinales dándole la categoría de medicamento (Medicamento Tradicional de Plantas o MTP, de venta exclusiva en farmacia). Con estas plantas se establecen unos usos o indicaciones y una dosis concreta para el tratamiento. Esto asegura que el producto va a ser de calidad, seguro y eficaz. Otras plantas basan sus usos en la tradición y no se establecen controles tan rigurosos.

La principal ventaja de las plantas medicinales es que tienen márgenes terapéuticos muy amplios. Es decir, entre la cantidad que necesitamos para que nos hagan efecto y la cantidad necesaria para que causen daño, hay mucha diferencia. Es por esto que tienen un bajo porcentaje de efectos secundarios.

¿Para qué se utiliza la Fitoterapia?

  • Problemas nerviosos: insomnio, estrés, nerviosismo, depresión,…
  • Problemas urinarios: prevención de infecciones, litiasis, hiperplasia benigna de próstata,…
  • Problemas digestivos: diarrea, estreñimiento, problemas hepáticos, falta de apetito,…
  • Problemas metabólicos: sobrepeso, colesterol, diabetes,…
  • Problemas circulatorios: hipertensión, varices, hemorroides,…
  • Problemas respiratorios: prevención de gripes, resfriados, bronquitis,…
  • Problemas de la piel: dermatitis, psoriasis, acné,…
  • Problemas locomotores: inflamación, artrosis, artritis, tendinitis,…

garlic-823783_1920

Como es natural no me puede hacer daño:

Como ya hemos mencionado antes, las plantas medicinales tienen un margen terapéutico amplio, por lo que apenas producen efectos secundarios. Sin embargo, nunca se debe tomar más de la dosis recomendada y siempre debemos tomarla con el asesoramiento y consejo de un profesional sanitario (el médico o el farmacéutico). Esto especialmente importante cuando también se toman medicamentos. Consulte con su farmacéutico si las plantas que toma pueden afectar a sus medicamentos.

¿Las plantas medicinales se toman sólo en infusión?

Es la forma más clásica de tomarlas, pero en los últimos años es cada vez más habitual encontrarlas en forma de comprimidos, cápsulas, gotas, jarabes, cremas, etc, ya que facilita su administración cuando la persona no está en casa y permite controlar mejor su contenido en principios activos.

¿La Fitoterapia es lo mismo que la Homeopatía?

No. La homeopatía suele utilizar tinturas y extractos de plantas medicinales que podrían considerarse fitoterápicas. Pero tras una serie de diluciones que se realizan hasta llegar al producto homeopático los principios activos de la planta pasan a ser indetectables. Además, las indicaciones de un producto homeopático de determinada planta pueden ser diferentes, e incluso contrarias, al uso que se le daría en fitoterapia.

¿Puedo tomar plantas medicinales si ya tomo otros medicamentos?

Algunas veces, las plantas pueden interferir en los efectos de los medicamentos, aumentando, reduciendo o incluso potenciando la toxicidad de estos. De ahí la importancia de contar con el asesoramiento del profesional sanitario. Debemos comentar con el médico o con el farmacéutico cualquier tratamiento a base de plantas que inicie por su cuenta. Algunas veces no tiene problemas e incluso será beneficioso para su salud y calidad de vida. Pero es importante saber lo que toma para poder detectar problemas asociados a las plantas.

¿Funcionan las plantas medicinales? ¿Son seguras?

echinacea-413440_1920

En Europa existen varios marcos legislativos para las plantas medicinales. Las que consiguen la categoría de Medicamento Tradicional a base de Plantas suelen demostrar su eficacia mediante estudios clínicos y su seguridad es conocida por el uso tradicional durante décadas sin describir efectos secundarios. Estas son las únicas que llevan un prospecto completo con indicaciones, pauta de administración, contraindicaciones, etc. Son de venta exclusiva en la farmacia. A los complementos alimenticios a base de plantas se les exigen controles de seguridad, pero no pueden indicar para que se pueden utilizar porque no realizan estudios de eficacia. Esto no implica que no funcionen, sólo que no han realizado estudios. Se basan en el uso habitual de las plantas que lleva.

Por último, podemos encontrarnos plantas medicinales a granel (en mercadillos medievales) que no ofrecen ningún estudio de seguridad ni de eficacia. Además, el hecho de anunciarlas con algún tipo de indicación terapéutica constituye un delito.

¿Se pueden tomar preparados fitoterápicos en situaciones especiales como el embarazo, la lactancia o la infancia?

De forma general, los estudios siempre se realizan en adultos sanos. Por motivos éticos no se suelen realizar durante el embarazo, la lactancia o en niños pequeños. Para algunas plantas existe evidencia suficiente de su eficacia y seguridad en estas circunstancias, pero en la mayoría de los casos no. Por precaución, nunca debería automedicarse en estos casos. Busque siempre el asesoramiento de su médico o farmacéutico.

Fuentes:

  1. Sociedad Española de Fitoterapia (SEFIT)
  2. Imagenes extraidas y editadas de pixabay.com

 

A %d blogueros les gusta esto: