El estreñimiento afecta a uno de cada 5 personas y es una causa frecuente de consulta en la farmacia. Lo padecen más habitualmente mujeres y ancianos. Pero, ¿qué entendemos por estreñimiento?

¿Qué es el estreñimiento?

El estreñimiento es considerado un síntoma, no una enfermedad, en el que tenemos un tránsito intestinal difícil o infrecuente, una mayor consistencia en las heces y/o una sensación de evacuación incompleta.

Debemos tener en cuenta que cada persona es diferente y que la frecuencia con la que uno va al baño también lo es. Tanto hay gente que va al baño dos o tres veces al día como otros que van sólo dos o tres veces por semana. No es necesario ir todos los días. Si este es tu caso, no abuses de los laxantes. Ir al baño cada dos o tres días no es un problema.

Recomendaciones contra el estreñimiento:

  1. Llevar una dieta rica en fibra. Come abundante fruta (excepto plátano), verdura y cereales integrales.
  2. Beber mucha agua. Fundamental para reducir la consistencia de las heces y mejorar su tránsito.
  3. Come despacio y mastica bien.
  4. Haz ejercicio físico de forma regular. Andar o pedalear son buenos ejercicios para mejorar la motilidad intestinal
  5. Procura ir al baño a la misma hora. Por ejemplo, después de desayunar. No te reprimas las ganas y sobre todo no te asustes ni te agobies si no vas al baño un día.
  6. Si no se corrige con estas pautas consulta a un farmacéutico o a tu médico antes de tomar laxantes por tu cuenta.

¿Y por qué tengo estreñimiento?

Las causas más habituales son el llevar una dieta baja en fibra, beber poca agua, no realizar ejercicio físico y no ir al baño cuando empiezan las ganas de ir.

Por otro lado, existen una gran cantidad de medicamentos que pueden producirte este síntoma. Son, por ejemplo: antidepresivos, codeína, antiácidos, hierro, etc. Pero antes de dejar de tomarlos consulta con tu médico otras soluciones. No abandones el tratamiento por tu cuenta.

Por último, el abuso de determinados tipos de laxante también acaba originando un estreñimiento crónico. Por ello, es importante conocerlos y saber cómo usar cada uno.

¿Cuáles son los laxantes más habituales?

  • Laxantes formadores de masas:

    el más recomendable cuando existe un problema en el tránsito intestinal. Es decir, cuando llevamos tiempo sin ir al baño y no aparecen las ganas. Estos suelen ser fibras alimentarias u otros componentes que absorben agua, se hinchan y hacen un efecto de arrastre a través del intestino. De esta forma lubrican e hidratan las heces reduciendo su consistencia. Son laxantes seguros y se utilizan incluso en períodos prolongados. Es importante recordar que las fibras deben separarse de los medicamentos ya que además de absorber agua, también absorberán parte del medicamento reduciendo su eficacia. Por último, recordar que no sirven si hablamos de un estreñimiento de muchos días con dolor cuando uno intenta ir al baño. En estos casos se forma un tapón en el intestino y estos laxantes podrían empeorarlo.

  • Laxantes osmóticos:

    su efecto se basa en que son capaces de aumentar la cantidad de agua que llega al intestino mejorando la consistencia de las heces. Se deben tomar con el estómago vacío y hacen efecto a las pocas horas. Pueden provocar diarreas y deshidratación por lo que no es recomendable su uso sin supervisión médica.

  • Laxantes estimulantes:

    esto provocan un aumento de la motilidad intestinal de forma directa. De esta forma se produce un vaciado más brusco y rápido. Por este motivo también pueden provocar diarrea y deshidratación. Pero además suelen provocar cólicos y retortijones. Cuando se abusa de este tipo de laxantes el intestino “se acostumbra” y se convierte en un problema crónico. Son ejemplos de estos laxantes los derivados de plantas como el sen, la cáscara sagrada, la frángula, etc. No por ser naturales son inofensivos y son objeto de abuso al encontrarse en grandes cantidades en infusiones “para perder peso”.

  • Laxantes por vía rectal:

    en ocasiones en las que se forma un tapón no nos queda más remedio que recurrir a este tipo de laxantes. Hablamos principalmente de supositorios, enemas y microenemas. Dependiendo de su composición nos encontramos con que algunos lubrican o deshacen el tapón y otros irritan la mucosa del intestino para provocar un vaciado más rápido. Como te podrás imaginar, los primeros son mucho menos agresivos y mejor tolerados.

 

Ejemplos reales:

Laxadina sobres:

  • Combina fibra (Plantago ovata) con una pequeña cantidad de frángula. De esta forma tenemos las ventajas de la fibra y el aumento de la motilidad intestinal con la frángula. Lleva la cantidad mínima de este último para no producir cólicos ni diarreas.
  • Se toman durante el día ya que el efecto mejora si estamos erguidos y en movimiento. Efecto a las 6-12 horas. Tienen un agradable sabor a naranja
  • Se puede tomar un máximo de 3 sobres al día durante 7 días.
  • Tómalo siempre con abundante agua y separado de la medicación.
  • No utilizar en menores de 12 años, ni embarazadas ni en lactancia.
  • No tomes este ni otros laxantes sin consultarlo previamente con tu farmacéutico o médico.

Laxadina microenemas:

  • Enemas de glicerol con extracto de manzanilla para ejercer un efecto antiinflamatorio.
  • Efecto inmediato. Si no se consigue el efecto a los pocos minutos aplicar otro hasta un máximo de 3.
  • No utilizar en menores de 12 años, ni embarazadas ni en lactancia.
  • No tomes este ni otros laxantes sin consultarlo previamente con tu farmacéutico o médico.

 

 

Fuentes:

1.Recomendaciones de la Sociedad Española de Farmacia Comunitaria a la población. Consejos para prevenir o mejroar el estreñimiento.

2.Laxadina. (2018). Laxadina. [online] Accesible en: http://laxadina.com/

Facebooktwittergoogle_plusredditpinterestlinkedinmail

Deja un comentario

Política de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies