La diabetes es una enfermedad crónica que afecta 382 millones de personas en el mundo y que afectará 592 millones en cuestión de 20 años, según la Federación Española de Diabetes (FEDE). Es responsable de más de 25.000 muertes al año sólo en España, donde el 14% de la población padece diabetes y se calcula además que más de un 6% está sin diagnosticar. También es la consecuencia de 7 de cada 10 amputaciones no traumáticas y del 16% de las cegueras.

diabetes-777002_1920¿Qué es la diabetes?

Es una enfermedad que afecta a nuestro metabolismo provocando niveles altos de glucosa en sangre. Esto produce daños en diferentes órganos, pero especialmente en el riñón, en los ojos, en los nervios y en el sistema cardiovascular.

Tipos:

  • Diabetes mellitus tipo 1: en estos casos el paciente no produce insulina. La insulina es una hormona que permite que la glucosa de la sangre entre en las células para producir energia. Este tipo de diabetes suele presentarse en la infancia y el tratamiento siempre requiere de inyecciones de esta hormona. La causa de este tipo de diabetes no está bien definida, pero sabemos que se debe a factores genéticos, ambientales o inmunológicos.
  • Diabetes mellitus tipo 2: en este caso el paciente produce insulina, pero en menor cantidad de la que realmente necesita o su organismo deja de utilizarla como debería (es la denominada insulinorresistencia). El 90% de los diabéticos son de tipo 2. Hasta ahora aparecía principalmente en adultos, normalmente obesos o con hipertensión. Pero cada vez más adolescentes son diagnosticados de este tipo de diabetes. Su tratamiento empieza con cambios en el estilo de vida y, si no se controla, con medicamentos orales.
  • Diabetes gestacional: en el 12% de los embarazos de mujeres no diabéticas, se produce este tipo de diabetes. Es importante controlar bien los niveles de glucemia para evitar problemas tanto en la madre como en el feto. Normalmente se recure al tratamiento con insulina por ser el que mejor ajusta los niveles de glucosa en sangre.

Recomendaciones:

  1. Ejercicio físico: de forma habitual hace que el paciente diabético controle mejor su glucemia (glucosa en sangre), le ayuda a perder peso y a controlar la tensión arterial.
  2. Una dieta adecuada: los diabéticos no deben hacer dieta sin hidratos de carbono. Deben hacer una dieta normal, sana y variada. Evitando los azúcares simples y las grasas para controlar la glucemia, el colesterol y el peso.Summer season salad with salad leaves, tomatoes, cucumbers, Italian herbs and cheese in a bowl on a table, closeup, selective focus 
  3. Adelgazar: el sobrepeso o la obesidad son factores de riesgo de la diabetes
  4. No fumar: en el caso de los pacientes diabéticos es especialmente grave por el gran aumento del riesgo cardiovascular que se produce.
  5. Tomar bien la medicación: como en cualquier enfermedad crónica, la medicación es de por vida. Aunque no tenga síntomas, el tener alto el nivel de glucosa en sangre va dañando los órganos.
  6. Qué hacer en caso de hipoglucemia? La hipoglucemia es un efecto adverso grave de determinados medicamentos para la diabetes y de la insulina. El diabético debe conocer bien cuáles son sus síntomas para detectarla cuando ocurra. En estos casos se recomienda tomar algo con azúcar como zumos, leche o bebidas azucaradas. El uso de azucarillos no está recomendado porque suben demasiado la glucemia. En la farmacia contamos con productos específicos en forma de gel oral o líquidos, fáciles de llevar y que no producen esos picos de glucosa en sangre.
  7. Controla la glucemia periódicamente: la frecuencia depende de la situación de cada paciente
  8. Chequeos periódicos: es importante visitar al médico y a diferentes especialistas para determinar el estado general de los diferentes órganos a los que afecta la diabetes. Hay que acudir al oftalmólogo y al nefrólogo de vez en cuando
  9. Educación en diabetes: cuanto más sepa un diabético sobre su enfermedad mejor cumplirá con su tratamiento y con las recomendaciones de hábitos saludables.

¿Cómo prevenir la diabetes tipo 2?

Como ya hemos mencionado, la mayoría de los casos de diabetes se deben a malos hábitos de vida. Corregirlos a tiempo es la mejor forma de prevenir la diabetes.

diabetes-1270350_1280Las principales señales de alarma que nos hacen pensar en que podemos tener la glucemia alta son:

  • Tener mucha sed
  • Orinar mucho
  • Tener hambre continuamente
  • Perder peso de forma no intencionada

Si estas señales aparecen acude al médico para que valore tu estado. Si tienes dudas o si simplemente quieres saber tu nivel de glucemia en sangre acércate a la farmacia en ayunas y te asesoremos en función del resultado.

Las principales recomendaciones para prevenir son:

  1. Evitar el sedentarismo, el sobrepelo y la obesidad
  2. Dieta sana
  3. Ejercicio de forma regular
  4. Nada de tabaco y evita el alcohol
  5. Busca información veraz, desconfía de lo que veas en internet y medios y consulta todas tus dudas a un profesional sanitario.

Calcula el riesgo de padecer diabetes tipo 2:

Desde la Fundación para la Diabetes puedes hacer el Test de Findrisk. Este es un test que dermina la probabilidad de que una persona desarrolle Diabetes tipo 2 en los próximos 10 años. No sustituye a un diagnóstico médico, si necesitas ayuda para interpretar el resultado consulta con un profesional de la salud.

 

 

Fuentes:

  •  Entrada basada en las “Recomendaciones a la población” realizadas por la Sociedad Científica Española de Farmacia Comunitaria (SEFAC).
  •  Qué tipos de Diabetes existen – Cinfasalud
  •  Estilos de vida y medicamentos para prevenir la diabetes. Fundación para la diabetes.
  •  Imágenes obtenidas y editadas de pixabay.com y freepik.es

A %d blogueros les gusta esto: