woman-1024997_1920En épocas de mucho frío en habitual que nuestra piel se resienta. Es el cambio brusco de temperatura, entre el frío y la humedad de fuera y el calor de la calefacción unido a la baja humedad en interiores, el que provoca la sequedad de piel propia de esta época. Esto lo sufren especialmente nuestros pacientes con dermatitis.

La dermatitis:

La dermatitis o el eczema pueden aparecer por diferentes motivos. Cuando no se conoce la causa se denomina dermatitis atópica. Mientras que si es producida por alergia o por sustancias irritantes la llamamos dermatitis de contacto. Independientemente de la causa lo que se produce es un trastorno cutáneo caracterizado por erupciones que producen picor y la descamación de la piel.

Factores que empeoran la dermatitis:

  • Alergias
  • Resfriados y gripes
  • Aire seco y frío como en el invierno
  • Contacto con productos irritantes o tejidos como lana
  • Tener la piel seca o deshidratada
  • Estrés emocional
  • Baños o duchas frecuentes
  • Cambios bruscos de temperatura
  • Perfumes o tintes en productos de higiene o cosméticos

Cuando una dermatitis es provocada por algún agente irritante suele producir ardor o dolor además del picor. Aparece entonces una piel seca, roja y áspera llegándose a producir cortes en las manos.

La dermatitis de contacto también es habitual que se produzca en las manos.

¿Cómo cuidar la piel con dermatitis?

Es muy importante que los pacientes con dermatitis utilicen productos hidratantes varias veces al día. Estos no deben contener alcohol, perfumes ni tintes. También puede ser útil utilizar un humidificador en casa.

Por otro lado, se recomienda que los baños sean rápidos y frescos, con geles de baño suaves (normalmente recomendaríamos geles sin jabón), secar la piel con delicadeza y utilizar alguna loción hidratante después.

girl-1146150_1280

¿Y si sólo tengo la piel seca y no dermatitis?

En caso de tener la piel seca los únicos síntomas que aparecen son descamación, picor y fisuras en la piel, sin erupciones. Es un problema habitual, especialmente en personas de edad avanzada, que afecta sobre todo a piernas, brazos, abdomen y muslos.

Cuando la piel pierde agua tiende a agrietarse, exfoliarse, irritarse e incluso a inflamarse. El uso de jabones fuertes o los baños muy frecuentes pueden producir esta sequedad.

¿Cómo cuidar la piel seca?

Tal y como recomendábamos antes, es muy importante mantener la piel hidratada utilizando lociones o cremas varias veces al día. Especialmente después de la ducha.

Evita los cambios bruscos de temperatura, los jabones fuertes y secarte con fuerza con la toalla. Recuerda que es mejor una ducha rápida que un baño largo con agua caliente. Bebe mucha agua y utiliza un humidificador si lo necesitas.

cold-70340_1280

Fuentes:

  •  Dermatitis y piel seca: prevención y tratamiento. Revista Acofar.
  •  Imágenes obtenidas y editadas de pixabay.com

A %d blogueros les gusta esto: