thistle-200595_1280El cardo mariano (Silybum marianum) es utilizado desde la antigüedad para tratar y prevenir pequeños problemas relacionados con el hígado.De esta planta se utiliza sus frutos.

Composición:

Los principales compuestos activos del cardo son los flavonoides, el grupo principal se denomina silimarina. En este grupo se encuentran diferentes moléculas pero la mayoritaria es la silibina. De esta forma, los compuestos que incluyan cardo mariano deben poner el porcentaje de silimarina valorado en función de la cantidad de silibina. La concentración debe de ser bastante alta ya que se absorbe c on dificultad a nivel intestinal.

Efectos:

Su principal efecto es el antihepatotóxico, es decir, reduce y evita el daño hepático. Esto se ha demostrado en estudios en animales con la silimarina y con la silibina sóla. Se reduce el daño producido por el alcohol, paracetamol, metales pesados, toxinas de origen natural, infecciones víricas, etc. La silimarina impide la entrada del tóxico en la célula del hígado, el hepatocito.

También se ha comprobado que la silimarina completa aumenta la regeneración del hígado estimulando la síntesis de proteínas y el aumento de antioxidantes hepáticos. El efecto antioxidante reduce también el estrés oxidativo en otros tejidos como el cerebro.

Por otro lado, parece haber pruebas de que también inhibe el virus de la hepatitis C en los estadios iniciales de la infección.

El cardo posee cierto poder hipocolesterolemiante (disminuye el colesterol) y aumenta el HDL (el colesterol bueno). El incremento de las sales biliares y efecto antiinflamatorio son otros de los muchos efectos beneficiosos que puede aportar.

Usos:

El cardo mariano está indicado en la prevención y tratamiento de problemas hepáticos como la hepatitis tóxica (normalmente se produce por el alcoholismo), hepatitis vírica, hígado graso, etc. En hepatitis crónica y cirrosis se utiliza por su efecto antiinflamatorio y hepatoprotector.

También se puede utilizar en problemas biliares.

Advertencias:

Como ya se ha comentado antes, es importante saber la concentración estandarizada de principio activo que posee el producto que vayamos a consumir. De esta forma aseguraremos la dosis más adecuada. Puede llegar a ejercer efecto laxante o alergia. No se recomienda en niños menores de 12 años sin supervisión médica ni en embarazadas o lactantes.

silybum-marianum-848752_1920

Fuentes:

  1. Encarna castillo garcía, Isabel martínez solís. Manuel de Fitoterapia. (2ª ed.): Elsevier; 2015.
  2. Imagenes extraidas y editadas de pixabay.com

A %d blogueros les gusta esto: