OLYMPUS DIGITAL CAMERA

El boldo (Peumus boldus) es un pequeño árbol originario de Chile dónde se ha identificado en el 1782. En fitoterapia se utilizan las hojas secas por su composición rica en aceites esenciales.

Composición:

La cantidad de aceites esenciales es el principal parámetro que se mide en esta planta. Los preparados utilizados en fitoterapia deben asegurar un mínimo de 15 ml de aceite esencial por cada kilo de planta.

Además presenta flavonoides y alcaloides. El alcaloide mayoritario es la boldina.

Efectos:

De forma habitual se utiliza el boldo para tratar problemas muy variados como: dolor de cabeza, reaumatismo, dispepsia, alteraciones nerviosas, dolor menstrual, etc.

Pero las propiedades más estudiadas del boldo son las diuréticas (eliminación de líquidos), coleréticas (aumenta la producción de bilis), colagogas (facilitan la eliminación de la bilis) y digestivas. Estos efectos se deben a la acción conjunta entre los alcaloides, los flavonoides y el aceite esencial.

La boldina también presenta actividad hepatoprotectora reduciendo el daño celular que se produce en las células hepáticas.

Usos:

  • Espasmos gatrointestinales (cólicos)
  • Facilitar la digestión (por sus propiedades coleréticas y colagogas)
  • Tratamiento de la dispepsia
  • Alteraciones hepáticas menores
  • Cálculos biliares
  • Otras menos comunes:
    • Diurético
    • Antiséptico urinario
    • Reumatismo
    • Estreñimiento

Advertencias:

A las dosis habituales carece de efectos tóxicos. A dosis muy altas presentan efectos teratógenos. No se recomienda su uso en embarazadas ni en lactancia. Tampoco en niños ni adolescentes menores de 18 años.

Debido a sus propiedades coleréticas y colagogas está contraindicado en obstrucción biliar.

Peumus_boldus_(da_Silvio_Rossi)

Fuentes:

  1. Encarna castillo garcía, Isabel martínez solís. Manuel de Fitoterapia. (2ª ed.): Elsevier; 2015.
  2. Imagenes extraidas y editadas de Wikimedia Commons

A %d blogueros les gusta esto: