Como todo padre y madre sabe ya a estas alturas, no hay vacuna para la meningitis (Bexsero®). Esperamos que se normalice el suministro para finales de junio.

Pero mientras bexsero_Wantedesperamos vamos aclarar algunas de las dudas típicas que muchos tienen acerca de esta vacuna.

La meningitis o enfermedad meningocócica está provocada por la bacteria Neisseria meningitidis. Se transmite a través de secrecciones respiratorias, tos, estornudos o por la proximidad física. El período de incubación comprende entre los 2 y los 10 días siendo habitual de 3 a 4 días.

La susceptibilidad a esta enfermedad es baja, por lo que existe una elevada proporción de portadores (personas que no padecen meningitis a pesar de presentar la bacteria). Sin embargo, puede afectar a cualquier grupo de edad, siendo más frecuente en niños menores de 5 años y jóvenes de entorno a los 10-12 años. Entre los diferentes cuadros clínicos que presenta la infección por Neisseria meningitidis están la meningitis y la sepsis meningocócia.

  • Meningitis: Neisseria meningitidis es la primera causa de meningitis bacteriana en niños y la segunda en adultos. Empieza con un cuadro de cefalea y fiebre, apareciendo posteriormente alteraciones de la consciencia, vómitos, convulsiones y, en algunos casos, rigidez de nuca.
  • Sepsis meningocócica: Se caracteriza por fiebre, hipotermia, hipotensión, shock y petequias o lesiones purpúricas. Las petequias pueden convertirse en lesiones necróticas y alcanzar la piel e incluso órganos más profundos.

Cómo se administra la vacuna?

Para la administración de la vacuna se debe seguir una pauta de dos dosis a modo de primovacunación y una tercera dosis de recuerdo para los niños menores de 5 años. Sólo dos dosis para los mayores. También hay establecidos unos intervalos mínimos de uno o dos meses entre cada dosis. De forma esquemática seguiríamos esta pauta:

Grupo de edadInmunización primaria    (Nº de dosis)Intervalos entre dosis primariasDosis de recuerdo
Lactantes de 2 a 5 meses3No menos de 1 mesSi, una dosis entre los 12 y los 15 meses
Lactantes no vacunados de 6 a 11 meses2No menos de 2 mesesSi, una dosis en el 2.º año de vida con un intervalo de, por lo menos, 2 meses entre la primovacunación y la dosis de recuerdo
Lactantes no vacunados de 12 a 23 meses2No menos de 2 mesesSi, una dosis con un intervalo de 12 a 23 meses entre la primovacunación y la dosis de recuerdo
Niños de 2 a 10 años2No menos de 2 mesesNo se ha establecido
Adolescentes (desde 11 años) y adultos (hasta 50 años)2No menos de 1 mesNo se ha establecido

Administración de vacunas en intervalos inferiores a los recomendados puede reducir la respuesta inmunitaria, y por lo tanto, la eficacia de la vacuna.

 

Existe un intervalo MÁXIMO de tiempo entre dosis?

No. Por ahora, el laboratorio que comercializa la vacuna no dispone de datos que hagan pensar en esta posibilidad. De forma general, nunca hay un intervalo máximo de entre dosis que comprometa la inmunogenicidad y la eficacia de las vacunas. Cada dosis supone una inmunización parcial por lo que, lo más adecuado, sería completar la pauta en el menor tiempo posible. Sin embargo, existen dos vacunas en las que no se cumple esto: la vacuna antitifoidea oral atenuada (intervalo máximo de 10 días entre dosis) y la vacuna postexposición frente a rabia.

En resumen, aunque pase un largo período de tiempo entre la primera y la segunda dosis de la vacuna no sería necesario repetir la pauta desde el inicio. Sólo sería necesario completar la primera serie y la dosis de recuerdo (en los casos establecidos) para que la inmunización se complete.

 

 

A %d blogueros les gusta esto: