Qué anticonceptivo utilizar es una duda habitual para la cual no existe una única respuesta. Escoger el anticonceptivo más adecuado va a depender de diferentes factores como el estado de salud, la frecuencia de las relaciones sexuales, condiciones y situaciones personales, etc.

Existen cuatro grupos de anticonceptivos y cada uno presenta unas ventajas y unos inconvenientes. Por ello, debemos conocer muy bien todas sus características antes de decidirnos.

Anticonceptivos barrera:

Aquellos que impiden que el semen llegue al útero.

  1. Preservativos masculinos: son fundas de látex o poliuretano (para los alérgicos al látex) que cubren el pene. Es el mejor método para prevenir las enfermedades de trasmisión sexual y son fáciles de conseguir. Además, existen una infinidad de variedades en función de las preferencias tanto tuyas como de tu pareja.
  2. Preservativos femeninos: son muy poco conocidos y apenas se utilizan. Presenta las mismas ventajas que el preservativo masculino. Pero es más difícil de colocar. Consiste en una bolsa de poliuretano o nitrilo con dos aros, un aro interior para facilitar su colocación y un aro exterior que cubre completamente la vagina.
  3. Diafragma: este consiste en un disco de látex que se coloca en el interior de la vagina unas horas antes de la relación sexual. Cubre el cuello del útero para evitar que entre el esperma. Es imprescindible contar con ayuda de un ginecólogo para encontrar la talla adecuada e instrucciones para su colocación. Por otro lado, no se puede retirar hasta pasadas 6 horas de la relación sexual y tampoco puede permanecer más de 24 horas colocado por riesgo de infección. Cada diafragma puede utilizarse más de una vez, pero requiere ciertas revisiones.

Dispositivos intrauterinos:

El diu es un pequeño dispositivo con forma de “T” normalmente. Existen dos tipos: los de cobre y los hormonales. Los de cobre buscan dificultar la llegada el espermatozoide al útero. El hormonal actúa liberando progestágenos que evitan la ovulación. Es imprescindible que sea colocado y retirado por un médico y que se realicen controles periódicos. La principal ventaja es que su efecto dura entre 2 y 5 años. Pero no previene enfermedades de trasmisión sexual.

Métodos hormonales:

  1. Píldoras de estrógenos y progestágenos (las píldoras combinadas): su efecto consiste en impedir la producción y liberación del óvulo del ovario. Vienen en cajas que duran todo un ciclo menstrual o tres ciclos. Las cajas de 21 se toman una al día empezando a tomarlas en el primer día de la regla. Una vez tomadas las 21 píldoras se descansan 7 días en los que se produce un sangrado menor al de la menstruación habitual. Las cajas que contienen 28 píldoras incluyen 7 placebos para estos días de descanso. De esta forma se consigue evitar despistes al tomarla todos los días. Su principal ventaja es que tienen una altísima eficacia anticonceptiva y tienen efectos muy beneficiosos sobre la regulación del ciclo menstrual. Reducen el dolor de la regla y todos los síntomas premenstruales en general. Es importante que durante el primer ciclo que se utilicen se convienen con preservativos o diafragma.
  2. Minipíldoras o píldoras no combinadas: las que sólo contienen progestágenos. Se utilizan en mujeres que no toleran bien los estrógenos y se toman todos los días. Su efecto se basa en dificultar el paso de los espermatozoides al aumentar la viscosidad del como cervical. Este tipo de píldoras se pueden utilizar durante la lactancia.
  3. Anillo vaginal: consiste en un anillo de plástico flexible que se introduce en la vagina y va liberando pequeñas dosis de hormonas. Se lleva durante 3 semanas, se retira y se descansa una semana mientras se produce la menstruación. Es fácil de colocar con los dedos y no se mueve ni se nota durante las relaciones sexuales. Su efecto es muy similar al de las píldoras combinadas.
  4. Implantes: es de los métodos anticonceptivos más eficaces. Consiste en un pequeño cilindro de plástico que libera progestágenos. Se suele colocar en el brazo y dura hasta 3 años. Se retira en apenas unos minutos.
  5. Inyectables: unas inyecciones de progestágenos por vía intramuscular que duran 3 meses. Presenta menos efectos secundarios que la píldora, pero debe ponerla un profesional sanitario.
  6. Parches: existen parches que colocados sobre la piel liberan estrógeno y progestágenos. Se cambian cada 7 días y se descansa durante la menstruación. También presentan menos efectos secundarios que la píldora.

Métodos quirúrgicos:

  1. Ligadura de trompas en el caso de la mujer. Con este método se dificulta la producción de óvulos.
  2. Vasectomía en el caso del hombre. Con este se dificulta la producción de espermatozoides.

 

Para más información sobre los anticonceptivos y otros temas relacionados con la mesntruación visita conlamujer.com.

 

Fuentes:

  1. Métodos anticonceptivos: ¿Cuántos existen? Farmacias.com
  2. Conlamujer.com
  3. Imágenes extraídas y editadas de pixabay.com y freepik.es

A %d blogueros les gusta esto: