Llega la primavera: cambiamos la hora, los días empiezan a ser más largos, aparece el sol de vez en cuando, todo se llena de flores de colores vivos,… ¡Y llega la alergia!

Como cada año por estas fechas se unen los últimos casos de catarros invernales como las rinitis de primavera. ¿Pero qué es exactamente la rinitis?

La rinitis:

La rinitis consiste en la inflamación de la mucosa nasal. Cuando esto ocurre aparecen unos síntomas muy molestos:

  • Estornudos
  • Picor y lagrimeo
  • Ojos rojos
  • Goteo nasal
  • Congestión

Son tan molestos estos síntomas que a menudo dificultan el sueño e interfieren en las actividades de nuestro día a día. Nos resulta más difícil concentrarnos e incluso relacionarnos con los demás. Es el motivo de bajas laborales en muchos de quienes la padecen. A veces se puede llegar a confundir con un catarro. Pero los catarros suelen aparecer con malestar, dolor de garganta, fiebre o moco espeso. Además, el picor es un síntoma que nos indica que es rinitis.

La más habitual en esta época es la rinitis alérgica, a menudo producida por el polen. Pero también la producen ácaros y otros alérgenos. Existen también rinitis que no tienen que ver con una reacción alérgica. Se producen por irritación, por el uso de medicamentos, etc. Un caso habitual es el que vemos en la gente que se engancha a los espráis nasales de oximetazolina y derivados.

Alergia al polen:

Es una alergia muy frecuente y una de las recomendaciones más básicas es evitar salir a la calle, o abrir las ventanas, en los momentos del día en los cuales la planta que te produce alergia libera su polen. Para saber cuándo ocurre esto contamos con una aplicación muy útil: Polen Control. Disponible tanto para Android como para iPhone.

Esta app está desarrollada por Almirall en conjunto con la SEAIC (Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica). En ella podemos ver a tiempo real el nivel de polen que hay en el ambiente seleccionando el polen que queremos evitar.

Vale, tengo rinitis. ¿Cómo lo trato?

Entre las distintas opciones de tratamiento, lo más habitual sería utilizar un descongestivo. Estos son medicamentos que reducen la secreción nasal y evitan la congestión. En formato spray existen multitud de marcas pero todas tienen el mismo problema: el efecto rebote. Por ello nunca deben utilizarse de forma prolongada (no más de 5 días). Por otro lado, contamos con los descongestivos en comprimidos o cápsulas. A menudo se combinan con antihistamínicos para tratar también el picor y la inflamación producida por la alergia.

Recomendaciones contra la rinitis:

  1. Hazte lavados nasales con agua de mar para arrastrar el moco cuando se te atasca la nariz.
  2. Bebe mucha agua para mantener las mucosas hidratadas.
  3. Evita el tabaco, el humo es una sustancia muy irritante. Además, tanto el humo como la nicotina son factores de riesgo de padecer rinitis.
  4. Utiliza una mascarilla desechable si no puedes evitar las sustancias que te producen alergia.
  5. Evita los cambios bruscos de temperatura y los ambientes muy secos.
  6. NO te automediques. Consulta siempre a tu farmacéutico o a tu médico.

A %d blogueros les gusta esto: