Después de un día de playa, nuestra piel necesita un cuidado especial. Los aftersun son te permitirán disfrutar de una piel sana e hidratada también en verano.

¿Porqué utilizar un aftersun?

Cuando nos exponemos al sol nuestra piel absorbe gran cantidad de radiación que se trasforma en calor. Esto produce deshidratación y, a veces, llega a dañar la piel. Es en estos casos cuando necesitamos un gran aporte de agua. Las cremas hidratantes tienen a aportar más lípidos, compuestos encargados de retener el agua. Pero cuando la piel está deshidratada lo más eficaz es el aftersun.

No esperes a quemarte o a tener la piel enrojecida e irritada para utilizarlo. Después de la playa dúchate con agua tibia y utiliza jabones suaves. Así retiramos todos los restos de protección solar, sal y arena sin irritar más la piel. Sécate sin frotar y aplícate el aftersun.

Los aftersun suelen venir en texturas de tipo gel que refrescan la piel a la vez que la nutren en profundidad. Por otro lado, en función de sus componentes, pueden presentar otras funciones cómo:

  • Calmantes de la irritación: cuando incorporan aloe vera, caléndula, manzanilla, etc.
  • Cicatrizantes: con centella asiática.
  • Regeneradoras: con vitamina E o A y ácidos grasos omega 3.

tersun

Centro de preferencias de privacidad

¿Quieres cerrar tu cuenta?

Se cerrará tu cuenta y todos los datos se borrarán de manera permanente y no se podrán recuperar ¿Estás seguro?

A %d blogueros les gusta esto: